Ventajas de contar con un proveedor de hosting dedicado

Hoy en día son muchas las personas o empresas que han tomado la determinación de iniciar un camino (puede ser en paralelo) por el mundo virtual. Dicho de otra manera, el creciente auge de las páginas web los ha motivado (u obligado) a migrar a esta tecnología.

Sin embargo, son pocos los que dominan a ciencia cierta qué implica esta tecnología. Una página web, como cualquier herramienta del mundo digital cuenta con una serie de herramientas que es importante saber para su buen desempeño.

En un comentario sencillo, se puede determinar que las páginas web están formadas por un dominio, su contenido y un elemento destacado que el hosting, el cual suele ser proporcionado por compañías específicas para su desarrollo.

¿Pero qué es el hosting? la respuesta requiere de una pequeña explicación. cuando los usuarios de Internet desean ingresar a algún sitio web, deben en primer lugar escribir una dirección de dominio en su navegador. Ello permitirá que la computadora se conecte a un servidor web y con ellos las páginas web deseadas empezarán a aparecer en una Pc.

El hosting no es más que un servicio que permite a las organizaciones e individuos publicar un sitio o página web. Dicho de otra manera, es una herramienta que proporciona una empresa o proveedor de servicios de alojamiento web para consolidar lo necesario para la visualización de las páginas en internet.

El hosting no es más que permitir que todo el material o contenido de una página web se sustente en las computadoras especiales llamadas servidores.

Cómo elegir el mejor servicio de hosting

Como muchas cosas en la vida, no existe fórmula para realizar una buena escogencia de hosting. Afortunadamente, hoy en día existen una serie de opciones cada una mejor que la otra a la hora de realizar la selección de un proveedor de alojamiento (como también suele llamarse en castellano).

Lo primero que se debe tomar en cuenta es que la mayoría de las empresas de alojamiento requieren que se posean un dominio para poder hospedarlo. En caso de no contar con él, las empresas de hosting pueden ayudar a conseguir uno.

Como se explicó anteriormente, las empresas grandes y pequeñas se enfrentan a una amplia gama de opciones para alojar su sitio web, aplicación web o servidor de correo. Sin embargo, la opción más común es la del alojamiento compartido, donde los recursos de un solo servidor son compartidos por varios sitios web diferentes.

Pero también hay empresas que ofrecer el llamado, hosting dedicado. Una opción que le permite al cliente alquilar un proveedor de hosting y ello le permite al usuario (en este caso la compañía) obtener más potencia y control sobre los servicios que ofrece.

Con el servicio de hosting dedicado, el proveedor trabaja con el cliente para darles el espacio en disco que necesitan. También se crea y se mantiene el servidor, eliminando el costo inicial de la empresa de comprar el suyo.

Ventajas de contar con un proveedor de hosting dedicado

Los recursos del servidor no se comparten

Ello significa que se obtienen todos los recursos de un solo servidor. No debe existir la preocupación de que otros sitios web obstruyan la CPU y la Ram. Con este tipo de servicio, las secuencias de comandos incorrectas que se ejecutan en otro sitio web o los picos en el uso del ancho de banda no ralentizarán su servidor.

Rendimiento y seguridad mejorados

Esta opción garantiza el tiempo de actividad máximo para su sitio web. El alojamiento compartido es la opción ideal para sitios web con tráfico bajo a medio. Sin embargo, si su sitio web recibe mucho tráfico, los servidores dedicados brinda más estabilidad y confiabilidad que el alojamiento compartido.

También queda de lado el hecho de no compartir espacio con un sitio web malicioso o un spammer potencial.

Flexibilidad

Con el hosting dedicado se personaliza el servidor a las necesidades exclusivas de los clientes en cuanto al espacio Un servidor dedicado le permite a un cliente la flexibilidad de personalizar el servidor a las necesidades exclusivas de los clientes.

Estas son algunas de las ventajas de contar con un proveedor de hosting compartido. Sin embargo, siempre la elección final estará ajustada al aspecto económico (principalmente) y después a las necesidades de los clientes.