Consejos para conducir de noche

¿Sabías que un alto porcentaje de los accidentes de tráfico se produce por la noche? Hoy os vamos a dar algunos consejos para conducir de noche y estar lo más seguros posible.

No cabe duda que cuando nos ponemos al volante de nuestro coche nuestros sentidos tienen que estar totalmente activos, pero la vista es el principal de todos ellos. Según la DGT recibimos el 90% de la información a través de ella, pero el problema es que al conducir de noche la exponemos a un mayor esfuerzo y tenemos el riesgo de no ver la suficiente información por la oscuridad.

Conducir de noche tiene sus ventajas, ya que las carreteras no tienen tráfico y puedes ir más relajado, pero debemos estar totalmente descansados, y también ir haciendo paradas en nuestro viaje. Entre las cuatro y las seis de la mañana son las peores horas para conducir, porque la fatiga empieza a aparecer en nosotros. No obstante os queremos algunos tips para que vayáis lo más seguros posible.

1. Controla tu velocidad. Normalmente al ver las carreteras vacías o casi vacías tendemos a apretar el acelerador aumentando el riesgo de tener un accidente. Piensa que tu campo de visión es únicamente lo que alumbran tus faros.

2. Distancia de seguridad. Nunca olvides mantener una distancia prudencial con el coche que tienes delante.

3. Espejos. Ten bien controlado el campo de visión con tus espejos, para que no tengas ningún susto.

4. Paradas de descanso. No olvides hacer paradas para despejarte y quitarte la fatiga.

5. Ojo con las luces. La iluminación es fundamental para que los demás coches te vean, por ello revisa muy bien tus luces. Si te encuentras con lluvia y se manchan, no dudes en hacer una parada para limpiar tus faros bien..

6. Luces en el interior. Cuanta más oscuridad lleves dentro de tu coche, mejor verás la carretera.

7. No te duermas. Intenta distraerte hablando con tu copiloto, o si vas solo, escuchando música o la radio.

8. Sigue tu camino. No te guíes por las luces de otros coches para seguir el camino de la carretera, puedes encontrarte con una curva que no esperabas.

9. Luces de otros coches. Si en algún momento te deslumbra otro vehículo, no aceleres, ve más despacio en tu carril y gira tu cabeza hacia la derecha para dejar de ver los faros del otro coche.